Asociación Desvergonzada Por Jorge Escobar

Jesús dijo: “Cualquiera que se avergüence de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora; de él también se avergonzará el Hijo del Hombre, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles”. (Marcos 8:38)
Vivimos en una cultura que prácticamente ha puesto en cuarentena la fe; despreciar y ridiculizar virtualmente cualquier demostración pública de amor por Dios. Sin embargo, como dijo Pablo: “No me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primero, y también al griego”. (Rom_1: 16).
Quizás necesitemos un impulso espiritual, algo que aliente nuestra valentía para defender a Cristo. “Dios no nos ha dado espíritu de temor”, escribió Pablo, “sino de poder, de amor y de dominio propio. Por tanto, no te avergüences del testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones del evangelio según el poder de Dios”. (2Timoteo 1: 7-8).
Nuestra respuesta desvergonzada al amor persuasivo de Cristo lo enorgullece de defendernos como nuestro Dios. El escritor de Hebreos nos dice: “No se avergüenza de llamarlos hermanos” (Hebreos 2:11), y “Dios no se avergüenza de ser llamado el Dios de ellos” (Hebreos 11:16). Dado que Él no se avergüenza de estar asociado con nosotros, ¿no deberíamos poder decir lo mismo a cambio?
Hay un poema de Joseph Grigg, que se titula ¿Avergonzado de Jesús?
Jesús, ¿y alguna vez se avergonzará de ti mortal? ¿De ti, a quien los ángeles alaban, las glorias brillan a través de los días sin fin?
¡Avergonzado de Jesús! ¡Antes de la tarde, sonrojarse para poseer una estrella! Arroja los rayos de luz divina sobre esta alma ignorante mía.
¡Avergonzado de Jesús! ¡Ese querido Amigo de quien dependen mis esperanzas del cielo! Cuando me sonrojo, sea esta mi vergüenza, ya no reverenciare Su nombre.
¡Avergonzado de Jesús! Sí, puedo, no tengo culpa que lavar; lágrima que limpiar, nada bueno que desear, miedos que sofocar, no hay alma que salvar.
Hasta entonces, ni mi jactancia es vana, entonces me glorío en un Salvador muerto. ¡Oh, sea esta mi gloria: ¡Cristo no se avergüenza de mí!

Jorge Escobar

¿Fue de Bendición para tu Vida?
0cool0bad0lol0sad

Escribe Tu Comentario

Somos Logos Fm 104.9 una radio 100% cristiana de la ciudad de San Pedro Sula, Honduras. Siendo una radio dinámica con la característica de interactuar en la mayoría de sus programas con nuestros oyentes.
Instala Nuestra Aplicación Gratis:

Host504 © 2021. All rights reserved.

Host504 © 2021. All rights reserved.