Es importante como cristianos aprender sobre el temor de Dios en nuestras vidas y es por ello que comparto tres principios que espero después de leerlos todos podamos caminar en el camino de temer a Dios.

1. Debemos tener claro que Dios ve lo más profundo de nuestros corazones y lo observa todo. Ora a Dios con un corazón sincero, deja que te mire y vive delante de Él con un corazón reverencial.

El Señor Jesús dijo: “Dios es espíritu, y los que le adoran deben adorarle en espíritu y en verdad” (Juan 4:24). En los Salmos dice: “¿no se habría dado cuenta Dios de esto? Pues Él conoce los secretos del corazón” (Salmos 44:21). Dios observa lo profundo de nuestros corazones y conoce nuestros pensamientos e ideas como la palma de Su mano. Por lo tanto, debemos aceptar la observación del Espíritu de Dios en todos los asuntos y darle nuestros corazones a Él, dejándole ser el maestro y el que toma las decisiones. Al orar, debemos ser honestos y decir las palabras en nuestro corazón a Dios para tener verdadera comunión con Él. Dios observa las partes más profundas de nuestros corazones; cuando ve que realmente lo queremos y verdaderamente buscamos la verdad, el Espíritu Santo obrará en nosotros, nos iluminará, nos aclarará y nos guiará.

2. Debemos conocer los mandamientos de Dios y buscar la verdad para tener un conocimiento verdadero de la disposición de Dios y producir un corazón de temeroso a Dios.

La Biblia dice: “El temor de Jehová es el principio de la sabiduría; Y la ciencia de los santos es inteligencia” (Proverbios 9:10).* “Él que desprecia la palabra pagará por ello, pero el que teme el mandamiento será recompensado. La enseñanza del sabio es fuente de vida, para apartarse de los lazos de la muerte” (Proverbios 13:13-14). Para tener verdadera reverencia hacia Dios, debemos conocer los mandamientos de Dios y aclarar qué cosas podemos hacer y qué no. Si buscamos la verdad en el proceso de comprender los mandamientos de Dios, tendremos un conocimiento verdadero del carácter de Dios no permite ninguna ofensa, y luego produciremos un corazón que verdaderamente tema a Dios. Solo cuando tenemos conocimiento de la disposición justa de Dios que es intolerante a la ofensa del hombre, podemos producir un corazón que teme a Dios. Es el corazón de temer a Dios lo que puede protegernos de hacer el mal y ofender la disposición de Dios.

3. Debemos prestar atención a las intenciones de Dios en todo, orar a Él y buscar Su voluntad con frecuencia, y mostrar consideración a Su voluntad y obedecerle absolutamente.

La Biblia registra: “Bueno es Jehová á los que en él esperan, al alma que le buscare” (Lamentaciones 3:25).* En nuestra vida, a menudo nos encontramos con algunas personas, asuntos y cosas inesperadas, y la obra de Dios generalmente no se ajusta a nuestras concepciones e imaginaciones. En este momento, debemos esperar calladamente ante Dios con un corazón piadoso y prestar atención a buscar y meditar en las intenciones y requisitos de Dios dentro de las personas, eventos y cosas establecidas por Él, esforzándonos por obrar exactamente de acuerdo con la voluntad y las demandas de Dios.

Creo que, si nos enfocamos en entrenar y practicar de acuerdo con los varios caminos anteriores, podremos andar en el camino de reverenciar a Dios y convertirnos en una persona temerosa de Dios.

What's your reaction?
0cool0bad0lol0sad
Somos Logos FM 104.9 Transmitiendo desde la ciudad de San Pedro Sula, Honduras, C. A., Siendo una radio dinámica con la característica de interactuar en la mayoría de sus programas con nuestros oyentes.
Instala Nuestra Aplicación Gratis:

Host504 © 2022. All rights reserved.

Host504 © 2022. All rights reserved.