EL PROCESO ES PARA CRECER. Por Izamar Reyes

Dios no nos ofrece la esperanza de alcanzar glorias y riquezas terrenales, de vivir una vida libre de pruebas o procesos. Por el contrario, nos llama a seguirle por el camino de la abnegación y la humildad.
“Bien sabemos que todo el que desee vivir obedeciendo a Jesucristo será maltratado. 2 Timoteo 3:12”
Jesús mismo vivió esto en carne propio, la persecución, la tentación y el mantuvo su fe y su fervor hasta el ultimo día porque estaba seguro que todo eso era insignificante con la recompensa de cumplir su propósito en esta tierra.

A través de las pruebas y las persecuciones, la gloria -el carácter- de Dios se revela en sus elegidos. El padre desea enseñarnos y moldear nuestro carácter y esto para que estemos preparados para la eternidad. Si Jesucristo mismo pasó por procesos ¿por qué nosotros no lo haríamos? Sin importar el área de nuestra vida en la cual estemos pasando por un proceso, te invito a que no preguntes ¿por qué a mí? Sino que nuestra posición sea “señor muéstrame que es lo que deseas enseñarme a través de esta situación, muéstrame en que área de mi vida necesito crecer”

El apóstol Pablo nos dice en Romanos 8:18 “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.
Así que aun en los procesos debemos agradecer a Dios y tener gozo , aunque no sea fácil, porque eso nos hace crecer en diferentes áreas de la vida y nos prepara cada vez más para el día en que veamos al señor y nos lleve a su morada donde ya no habrán procesos, no habrá dolor ni tristeza.

What's your reaction?
0cool0bad0lol0sad