“Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.
Porque si alguno es oidor de la palabra, pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural”.
Santiago 1: 22, 23

¿Quién dijo que el evangelio era solo teórico?, yo siempre he dicho y he creído que el evangelio que nuestro Señor Jesucristo vino a mostrarnos es un evangelio práctico y no solo teórico, claro está que la teoría no ayudará en la práctica, pero la teoría sin práctica no sirve.

Es un versículo muy conocido por todos, pero lastimosamente muchos caemos en el error que estos mismos versículos citan, ya que muchas veces somos oidores de la Palabra de Dios nada más, y no hacedores.
Hay una frase popular que dice: “Entre el dicho y el hecho hay un gran trecho” y sinceramente es algo real, ya que entre decir y hacer hay una enorme diferencia. Muchos de nosotros decimos que somos cristianos, pero muchos no lo demostramos, puesto que nuestros hechos no son los de un cristiano, es ahí donde estamos como dice la Palabra de Dios engañándonos a nosotros mismos.

“Nadie va a decir mi casa se moja”, es otro dicho que en mi país Honduras solemos mencionar, refiriéndonos a que nadie va a reconocer a los cuatro vientos que está mal en algo, aunque lo esté, pero esto se debe al hecho de tener un corazón orgulloso que no es sensible a la presencia de Dios, ni mucho menos audible a la voz de Dios.

Santiago menciona que el que no es hacedor, sino que solo oidor es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Claro está que cuando nos vemos en un espejo todos nos sentimos atractivos, lindos y la mayoría de los que tenemos buena autoestima creemos que somos muy simpáticos, pero esas cualidades son las que nosotros mismos nos vemos, pero ¿Será que la gente también ve esas mismas cualidades en nosotros?, posiblemente no, posiblemente para la gente no seamos muy simpáticos, tampoco lindo y mucho menos atractivos.

Quizá es hora de hablar en mal de nuestra propia casa delante del Señor, de reconocer nuestras limitantes y ser sinceros con nosotros mismos, la Palabra no es solo para escucharla, es también para ponerla en práctica, pues de otro modo no tiene sentido el escucharla, pues estará perdiendo su objetivo.

Dios quiere que cada uno de nosotros nos consideremos a nosotros mismos, pero sinceramente, reconociendo nuestras virtudes y defectos, pero no quedándonos en analizar nuestros defectos, sino que tener la determinación de poder mejorar nuestra vida espiritual delante del Señor y así mismo tratar de ser hacedores de la Palabra de Dios.

Dios busca a hacedores y no solo a oidores, ¿Será que el Señor te encontrará, porque eres un hacedor?, o ¿Será que Dios no puede encontrarte porque te estas engañando a ti mismo, por solamente ser oidor?
Oír cualquiera puede, Escuchar es de sabios.

What's your reaction?
0cool0bad0lol0sad
Somos Logos FM 104.9 Transmitiendo desde la ciudad de San Pedro Sula, Honduras, C. A., Siendo una radio dinámica con la característica de interactuar en la mayoría de sus programas con nuestros oyentes.
Instala Nuestra Aplicación Gratis:

Host504 © 2022. All rights reserved.

Host504 © 2022. All rights reserved.