OÍDO SELECTIVO. Por Sissy Rosembrock

¿Sabías que el cerebro humano tiene la capacidad de atenuar aquellos sonidos que no considera importantes?
Nuestro cerebro utiliza filtros para seleccionar algunos sonidos e ignorar otros a esto se le llama OÍDO SELECTIVO.

Imagínate que estás en un ambiente ruidoso con altos estímulos auditivos, entonces, tu cerebro utiliza su capacidad de ENFOQUE del oído para prestar atención únicamente a aquello que te interesa.
Todos nacemos con esta capacidad, pero con disciplina podemos perfeccionar nuestras habilidades auditivas:
Los seres humanos tenemos la capacidad de captar, comprender y discriminar los estímulos sonoros.
Estas habilidades se organizan en cuatro niveles secuenciales que en ocasiones se superponen. Estos son: detección, discriminación, identificación y comprensión.

¿Has pensado cúanta contaminación sonora escuchamos a diario?
¡El mundo hace demasiado ruido! y lo percibimos de manera natural y espiritual, por eso nuestra alma tiende a colapsar.

Constantemente detectamos los sonidos de nuestro entorno (ruido, malas noticias, miedos ajenos, mentiras, medias verdades, etc).
Por eso debemos aprender a tener un oído selectivo tanto en lo natural como en lo espiritual.
Debemos apreder a discriminar (diferenciar) entre la voz de DIOS, y la voz del mundo. (el mundo te inunda con fatalidad y desesperanza, en cambio la voz del Señor enriquece tu ser y no añade aflicción).
Atenuemos el ruido del mundo, y magnifiquemos el sonido de la Voz de Dios atendiendo su Palabra
¿Cómo podemos identificar la Voz de Dios?
La Voz del SEÑOR siempre nos muestra la verdad, expone nuestra rebelión, corrige nuestros errores, nos entrena para vivir a Su manera.
A través de la Palabra de DIOS, se nos forma y capacita para las tareas que Él tiene para nosotros.
Por último luego de detectar, discriminar e identificar, debemos comprender el mensaje que recibimos de DIOS, este es el Evangelio (las buenas noticias del reino).
Las buenas noticias no solo sirven para mejorar nuestro buen humor, son también una defensa contra el pesimismo que nos roba el deseo de alcanzar objetivos. Cuando recibimos La Buena Noticia de Jesús mejora nuestra expectativa del futuro.
Por eso, seamos selectivos en lo que escuchamos, porque la fe viene por el oír LA VOZ DE DIOS.

Sissy Rosembrock.

What's your reaction?
0cool0bad0lol0sad