“¡Oh, si hubieras atendido a mis mandamientos! Fuera entonces tu paz como un río, y tu justicia como las ondas del mar. Fuera como la arena tu descendencia, y los renuevos de tus entrañas como los granos de arena; nunca su nombre sería cortado, ni raído de mi presencia”. Isaías 48:18-19

La vida del hombre está llena de necesidades que tiene que solventar porque de lo contrario no puede vivir. La necesidad de un techo, la necesidad de comer y beber, la necesidad de superarse, la necesidad de respirar, la necesidad de sentirse amado y amar, y así sucesivamente podríamos citar las diferentes necesidades que tiene, pero las más relevantes son las espirituales, aquellas que determinan su destino en la eternidad. Veamos tres necesidades en la vida del hombre.

LA NECESIDAD DE LA MISERICORDIA DE DIOS EN NUESTRA VIDA.
En los versículos anteriores el profeta Isaías entona un lamento que el mismo Dios hace sobre su pueblo Israel. Si tan solo Israel hubiese atendido sus mandamientos entonces hubiesen gozado de todas las benevolencias que tenía para ellos. Esto nos hace pensar en cuanta necesidad tenemos de experimentar la misericordia de Dios. Algunas veces hemos pensado en lo frágiles que realmente somos, un virus microscópico puede postrarnos en una cama, un simple accidente de segundos puede convertirse en una terrible tragedia, una sola noticia puede cambiar nuestra vida y mostrarnos nuestra gran vulnerabilidad. Por eso el hombre necesita que Dios tenga misericordia de su vida, porque, aunque se esfuerce por sobrevivir en este terrible mundo de injusticia, sin Dios no prevalecerá ningún plan.

LA NECESIDAD DE CONOCER A DIOS.
La segunda necesidad que el hombre tiene es conocer a Dios. Somos creación suya y por tanto en nosotros existe una necesidad de conocer a nuestro Hacedor. Muchos a través de las religiones buscan la forma de conocer a la divinidad, pero ninguna de ellas lo lograran, ni siquiera Israel lo logro a través de su judaísmo ya que al final rechazo al Mesías. Todos debemos conocer a Dios y la única manera es a través de Jesús: “

LA NECESIDAD DE ESCAPAR DE LA CONDENACIÓN ETERNA.
Finalmente, la tercera necesidad que el hombre tiene de Dios es salvar su propia alma. el hombre está bajo pena de condenación eterna y necesita urgentemente la salvación que solo a través de Cristo Jesús puede lograr al aceptarle como su SALVADOR.

What's your reaction?
0cool0bad0lol0sad
Somos Logos FM 104.9 Transmitiendo desde la ciudad de San Pedro Sula, Honduras, C. A., Siendo una radio dinámica con la característica de interactuar en la mayoría de sus programas con nuestros oyentes.
Instala Nuestra Aplicación Gratis:

Host504 © 2022. All rights reserved.

Host504 © 2022. All rights reserved.